Francisco Ortega Carrascosa

Despues de un largo proceso de remodelacion de tres antiguas viviendas, donde se descubren diversos elementos como los arcos de la Sinagoga, la Galería de Mujeres, el Baño Ritual y las dependencias del rabino, el promotor tuvo que modificar el proyecto inicial, y con  supervisión del arqueólogo municipal, se abre al público la Sinagoga del Agua  en febrero de 2010. Las estructuras de la Sinagoga tienen características del estilo tardorrománico y es un estilo arquitectónico que llega a Úbeda cuando Fernando III la conquistó.

El rey Fernando III fue un gran benefactor y protector de los sefardíes. El Rey de Castilla otorgaba privilegios para aquellos que vinieran a poblar las ciudades que se iban incorporando a Castilla. Uno de esos privilegios es poder construir sinagogas, pero siempre con el permiso real. Por tanto, se puede hablar de una Sinagoga de  mediados del siglo XIII.

Los judíos guardaban y protegían sus espacios sagrados antes de abandonar España para poder recupéralo en su retorno. El procedimiento de recuperación es enterrando todo lo importante o edificando dentro de esas construcciones para que no se perdieran. En el caso de este enclave, se guardó todo dentro de una construcción, pero en un momento de la historia se dividió en tres casas. Originariamente, todo había sido el mismo edificio y no tres casas como aparecen hoy.
El nombre que se le ha dado a este magnífico hallazgo es la Sinagoga del Agua porque toda ella está sobre agua. Los judíos buscan el agua para situar sus espacios sagrados, el agua es el elemento purificador que limpia el alma y el espíritu.

La Sinagoga del Agua está compuesta por las siguientes estancias:

-La sala “Del Inquisidor”:

12
Esta sala forma parte de la vivienda del rabino junto con el patio, bodega, hornos y la tienda por donde se entra. Es frecuente en las sinagogas medievales españoles que siempre apareciera junto a ellas, la casa del rabino. La sala está decorada y ambientada como el despacho de un inquisidor. De ahí su temática cristiana que nos hace recordar que la Inquisición supuso un drama para las consecuencias posteriores en la historia de España.

Todo lo que hay expuesto es una colección privada del promotor. Justo lindando a estas tres casas hay una pequeña portada con el escudo de la Inquisición (una cruz nudosa, una rama de olivo y una espada puestos en aspa). En Úbeda no hubo Tribunal de la Inquisición y sorprende que el único escudo este unido a todo esto. Cabe la posibilidad de que alguien compró el escudo para preservar y proteger este espacio en lugar de destruirlo. De ahí que los espacios aparezcan completos.

 

-El Patio:

Esta sala corresponde a lo que fue el patio de la casa del rabino. Aparece entre la primera y segunda casa. Se observa el hueco donde había sido un patio abierto por donde entraba la luz y la ventilación. Se cierra en el momento de esconder todo o al edificar una planta nueva. Lo más representativo de esta sala son dos columnas completas y en su sitio original. Columnas bien definidas por el capitel de hoja de palmera o árbol de la vida, que con sus siete ramas simbolizan la Menorah judía. También aparece una columna incompleta pero insertada en el muro.
5
El otro elemento importante del patio es la puerta de acceso a la Sinagoga; denominada Puerta del Alma. Al quitar la escalera e intentar demoler el tabique es cuando aparece dentro de ese tabique una parte del arco, varias dovelas, el arranque y el escalón. El arco estaba allí incompleto porque no era su sitio, se había movido y trasladado de su ubicación original. Si se observa las condiciones del arco, vemos que son de una portada (una puerta exterior y no de una interior). Se deduce, que fue la puerta de la sinagoga porque en el proceso de esconderlo todo se van a trasladar y reutilizar piezas. Algunas piezas se perderán por el camino por eso el arco está incompleto. También decimos que es la puerta de la sinagoga porque encima de la Puerta del Alma hay una placa en piedra (reproducción de la original) que representa la Estrella de David. La Estrella de David siempre aparece en las puertas de las sinagogas.

-Sala Sinagogal:

1
Desde la sinagoga se puede observar que en la parte superior de la Puerta del Alma (en la placa de piedra) hay una granada, otro símbolo de la religión judía al tener exactamente 613 granos, que es el mismo número de mitzvot (preceptos religiosos del judaísmo). El espacio de la sinagoga aparece en la tercera casa. La sala de la sinagoga está distribuida en tres naves separadas por anchos arcos apuntados originales.  En el techo hay un entablado de madera original que guarda la policromía y el dibujo. Todo estos son aspectos importantes, pero aspectos que no definen el espacio como sinagoga. Podría ser cualquier edificio porque los judíos ricos podían tener baños privados. La pregunta clave de todo este descubrimiento es: ¿qué es lo que aparece para que se defina el espacio como sinagoga? Lo primero es el agua, estar situado sobre agua. Hay dos pozos que tienen agua (con su brocal original) y están conectados por las corrientes subterráneas que fluyen por el subsuelo de Úbeda. En Úbeda abunda el agua subterránea porque está situada sobre caliza y esto hace que circule el agua.

10

El agua es fundamental pero más importante fue que apareciera la galería superior. Ese balcón superior es la Galería de las Mujeres. Sin este hallazgo no se podría hablar de este espacio como sinagoga. Es el lugar donde la mujer se sitúa en la sinagoga durante las ceremonias y ritos.

A la izquierda de la Puerta del Alma hay una entrada por la que se accede a un patio que pudo ser la entrada principal a la sinagoga, ahora cegada por otras construcciones colindantes. Este fue su lugar originario, antes de ser trasladada, porque las puertas de las sinagogas están orientadas hacia el Este (o Jerusalén). El patio cegado fue una calle que llegaba a la antigua plaza del mercado, centro neurálgico de Úbeda. Hay momentos en la historia de la ciudad que el Consejo cierra calles heredadas del trazado medieval musulmán, porque eran calles que ya no se transitaban o no vivía nadie en ellas. La calle que unía con la sinagoga fue cerrada.

El agua más importante para un judío es el agua de lluvia, ellos lo consideran como el agua que Dios envía del cielo. El agua de lluvia la guardaban a través de cisternas que van rebosando de una en otra, porque no se pueden manipular. La cisterna esta fuera para recoger el agua y cuando estaba llena rebosaba en dos secas.
En línea con el acceso o patio cegado hay un tragaluz por el que penetra los rayos del sol y que iluminan los escalones del baño ritual que está bajo la sinagoga.

-Baño Ritual “Mikveh”:

4

El baño esta situado en el sótano de la tercera casa, lo habian enterrado porque originaba mucha humedad. Tardaron nueve meses en limpiarlo y de manera fortuita, encontraron en lo más profundo de todo, el Baño Ritual (Mikveh). La Mikveh es lo más importante de todo este descubrimiento. Se accede a través de una gruta natural excavado por el agua. Cuando la limpiaron pudieron acceder y colocar en el centro, un andamio para limpiar la bóveda. La bóveda es original. Entonces, en la parte central, el andamio se hunde por acumulación de humedad y haciendo comprobaciones para volver a montarlo aparece un hueco. Es un hueco excavado en roca viva.

8

Un baño ritual siempre está excavado en roca y no puede ser construido. Ser construido y compactados supone ser impuro. El agua es el nivel freático que, al romper la roca, se filtra y rellena el hueco. Un baño ritual judío es el lugar donde se realiza ese rito de purificación. Rito que se realiza cuando hay cambios, etapas nuevas y momentos nuevos en la vida. Por eso es siempre personal, íntimo y ligado a la trayectoria de una persona, tanto para el hombre como para la mujer. Siempre es solitario y requiere de una serie de oraciones, salmos y bajada de escalones (tiene siete escalones). Tienen que realizar dos inmersiones de cuerpo completo y en la segunda se adopta la postura fetal. El baño para un judío significa renacer.

En España no hay muchos baños y algunos de ellos están incompletos. Este baño es importante porque está dentro de la sinagoga y no es obligatorio tenerlo. Las sinagogas que lo tienen es porque estaban situadas en ciudades donde había comunidades judías importantes. El agua del baño está normalmente limpia y cristalina, hay momentos que está más alta llegando incluso al tercer escalón. El agua que fluye por filtración es limpia y cristalina. El baño está orientado hacia el Este. Los hombres solían ir al baño los viernes y antes de las grandes fiestas, en tanto que las mujeres usaban el mikveh antes del matrimonio, después del parto y tras finalizar la menstruación.

-Despensa y cocina:

3
Está situada bajo una bóveda de cañón rebajada con suelo y tinajas soterradas. Es la despensa donde se guardan los alimentos que denominan kosher o puros, que ellos procesan con el visto bueno del rabino. Normalmente eran alimentos estacionales como: el vino, el aceite, las legumbres y la harina. La cocina de la casa es la última sala donde aparece el fogón y el horno. El horno aparece siempre en las casas judías porque tienen que cocer ellos mismos el pan en el Sabbat. El Sabbat es la fiesta principal dedicada a Dios y a la familia. No se puede hacer absolutamente nada y tienen que prepararlo antes de que se inicie el Sabbat. La casa judía siempre guardaban la comida en el horno para mantenerla caliente.

Un aspecto importante de la Sinagoga del Agua es que está fuera de la judería. La judería de Úbeda (siglo XIII) estaba situada en las proximidades de la Colegiata de Santa María, junto a la antigua muralla, donde se abría una puerta que daba acceso al barrio sefardita. Las juderías nacen en España como consecuencia de las envidias hacia los judíos, hasta ese momento, convivían perfectamente en las ciudades. Úbeda es una ciudad de las tres culturas, testimonio de ello es la convivencia y la sinagoga fuera de la judería.

“En definitiva desde nuestra humilde opinión no hay duda de que verdaderamente lo descubierto en Úbeda es una sinagoga que en un cierto periodo de tiempo cada vez nos descubrirá nuevas ideas, hipótesis e incluso tesis sobre el patrimonio judío y en especial el de la ciudad de Úbeda” (Pablo Jesús Lorite Cruz: Situación y autenticidad de la Sinagoga de Úbeda. Revista de Claseshistoria, artículo nº 259, 15 de diciembre de 2011, pág. 15)

FUENTES:
–    www. Sinagoga.com
–    www. Artificis.com
–    Pablo Jesús Lorite Cruz: Situación y autenticidad de la Sinagoga de Úbeda. Revista de Claseshistoria, artículo nº 259, 15 de diciembre de 2011