Duygu  Alkan

1

Lagina, lugar sagrado dedicado a Hécate

En la región de Yagatan, en la ciudad de Mugla, en Turquía, se encuentra un templo dedicado a la diosa Hécate, que tuvo mucha importancia en las antiguas civilizaciones frigias y carias. Es el único templo dedicado a Hécate que aún se mantiene en pie en el mundo, por lo que es una atracción para muchos visitantes. Las excavaciones de este lugar comenzaron en 1891 y continúan en la actualidad.

Hécate en la mitología

Hécate es una diosa ctónica preolímpica. Es una titánide, hija de Perses y Asteria. Asteria significa «el estrellado», y Perses quiere decir «el destructor». Los registros más antiguos de Hécate en la literatura griega aparecen en la Teogonía de Hesíodo (siglo VIII a. C). Se nos presenta como una poderosa protectora y guardiana de la humanidad. Ella fue la única titánide que ayudó a Zeus en la batalla entre dioses y titanes, por lo que no fue desterrada a los reinos del mundo inferior después de la derrota de los titanes a manos de los olímpicos.

Después de la guerra, Zeus comenzó a gobernar el cielo, Poseidón el mar y Hades el inframundo, pero Hécate continuó su reinado sobre los tres mundos.(( Luna J. Hecate. JSL Press. California. 2008.)) Aparece representada luchando contra titanes en el altar de Zeus en Pérgamo, Turquía.

9

Hécate luchando contra los titanes. Altar de Zeus, Pérgamo, Turquía.

Hécate significa «voluntad», «el que tira desde lejos» y «el que decide». Ella simboliza el tomar decisiones correctas con la ayuda de la voluntad cuando llegue el momento. Otros nombres de Hécate son: Chthonia (diosa del inframundo), Crataeis (la poderosa), Enodia (diosa del camino), Propylaia (la que está antes de la puerta), Phosphoros (portadora de luz), Soteira (salvadora), Trivia (diosa de los tres caminos), Kleidouchos (guardiana de las llaves) y Tricephalus (tres cabezas).

En algunas representaciones, Hécate se muestra como tres personas. Las estatuas de Trivia y Tricephalus (dos de los nombres con que se la conoce) fueron colocadas en  encrucijadas y se relacionan con esta triple representación. En las imágenes suele sostener en su mano una antorcha, una llave, un cuchillo y, a veces, una serpiente.
Su antorcha es un símbolo de la luz que ilumina la oscuridad, pues los griegos asignaron a Hécate el papel de portadora de la sabiduría. En varios mitos, Hécate muestra a los héroes el camino con su antorcha.

4

Hécate en su triple forma

En cuanto a su nombre Kleidouchos, la clave de su significado está en el papel de Hécate como guardiana, siendo la que podría abrir las puertas del conocimiento sagrado. Los himnos órficos se refieren a ella como la «reina portadora de las
llaves del cosmos entero».

Con el cuchillo en la mano corta todo lo que no es esencial y veraz. Simboliza el tomar decisiones correctas, eliminando con el cuchillo las cosas innecesarias de nuestras vidas cuando llegue el momento. Ella muestra cómo distinguir lo que es real, lo que es permanente de lo que no lo es, con el cuchillo. ((George D. Mysteries of the Dark Moon. HarperCollins Publishers. New York. 1992. s. 229.))

En cuanto a los nombres de Propylaia y Soteira, aluden a que se creía que Hécate evitaba todo mal, y sus estatuas se colocaban delante de puertas y entradas en tiempos antiguos. Hécate fue representada con perros a su lado en floreros antiguos. Aparece también simbólicamente como mujer-perro y mujer-lobo. Se decía que Hécate comienza a vagar por la noche cuando los perros comienzan a aullar. Al igual que Cerbero (el perro de tres cabezas de Hades) protege el inframundo, los perros de Hécate protegen los misterios. Su nombre Chthonia (diosa del inframundo) demuestra que ella está relacionada con misterios desconocidos. Esta diosa ampliaba el concepto de inframundo, que no era un lugar de castigo, sino que era el vientre oscuro de la diosa donde uno iba a ser purificado, curado y preparado para el renacimiento.

Entre los otros dioses de la mitología, el más cercano a Hécate es Hermes. Las cuevas son sagradas para ambos, y ambos muestran el camino a las almas en sus viajes interiores o exteriores. Los dos gobiernan los pasajes y las transformaciones y también guían a las almas que están perdidas y no saben qué hacer. Pero antes de pasar a la simbología del lugar sagrado de Lagina, será útil echar un vistazo a la relación entre Hécate y Hermes.

La relación de Hécate con Hermes

Hermes y Hécate están relacionados con el conocimiento oculto. El título moderno más común de Hécate es el de diosa de la magia o brujería. Es la diosa que aparece más a menudo en textos mágicos, como los Papiros mágicos griegos, junto con Hermes. Ambos están relacionados con la revelación gradual el conocimiento oculto a la humanidad.

5

Hermes y Hécate muestran el camino a Perséfone mientras van al inframundo con Hades.

Otra función que tienen en común es mostrar el camino a los viajeros. De manera similar a los bustos de Hermes colocados en las fronteras como una guarda contra el peligro –hermas–, las estatuas de Hécate fueron colocadas en las puertas de las ciudades y de las casas. ((.http://www.theoi.com/Khthonios/Hekate.html))

Además, Hécate es la guía de las almas, como Hermes. Lo vemos en el mito de Perséfone y Hades. Cuando Perséfone fue secuestrada por Hades y llevada al inframundo, Deméter buscó por todas partes a su hija, pero no pudo
encontrarla. Fue Hécate quien le dijo que para localizarla debía hablar con el dios sol Helios. Helios le dijo a Deméter que su hija había sido secuestrada y trasladada al inframundo por Hades. Después de eso, según el acuerdo entre Zeus y Hades, Perséfone tuvo que permanecer en el inframundo seis meses y en la tierra otros seis. Es Hécate quien le muestra el camino cada vez. Hécate es la única, a excepción de Hermes, que puede moverse entre los tres mundos.

El culto a Hécate como diosa relacionada con la purificación se celebró con un grado mayor que al resto de dioses en los himnos órficos. Como consecuencia, el culto de Hécate se extendió por todo el mundo griego. Los centros de culto más importantes fueron Lagina, Esparta, Eleusis y Atenas.((Franklin A. M. The Lupercalia. New York. 1921 http://penelope.uchicago.edu/Thayer/E/Roman/T exts/secondary/FRALUP/7*.html))

6

Hermes y Hécate guían a Heracles en el inframundo en su labor de capturar a Cerbero.

Muchas estatuas de Hécate pertenecientes a la época frigia, exhibidas hoy en día en el Museo Arqueológico de Eskisehir, son una prueba de la importancia dada a Hécate por frigios y carios. Muchas de ellas fueron excavadas en Eskisehir, en el valle de Frigia, lo que muestra cuánto se extendió el culto de Hécate en estas tierras. Cibeles, la diosa madre de Frigia, es el lado brillante de la luna, mientras que Hécate es su lado oscuro. Representan energías opuestas pero complementarias.

Lagina como lugar sagrado y Hécate
7

El lugar sagrado de Lagina está conectado con la ciudad de Stratonikeia, uno de los centros de la civilización caria. Se encuentra en el suroeste de Anatolia. En la Antigüedad, la región entre el río Menderes (su antiguo nombre es Maiandros) y el río Dalaman (antiguamente Indos) se llamaba Caria. Se cree que este nombre proviene de los kars, que se asentaron en esta región aproximadamente en el 1000 a. C. Todavía se debate de dónde proceden.

Los historiadores griegos Herodoto y Tucídides dicen que los carios eran una comunidad que vivió en las islas del Egeo bajo el gobierno de Minos, el rey de Creta, y que luego se trasladó a las tierras de Anatolia. Herodoto narra que las primeras personas, a las que se llamó «leleg», sirvieron al rey de Creta Minos con su armada naval. Cuando los dorios y los jónicos comenzaron a distribuirse las islas del Egeo, tuvieron que moverse a la costa de Anatolia.

Estrabón también lo confirma, pero Tucídides no está de acuerdo con esto, y afirma que los carios fueron obligados a emigrar por Minos, el rey de Creta.

Herodoto declara, además, que los carios siempre vivieron en el continente, siendo siempre llamados carios. Aceptan a los lidios y a los misios como naciones hermanas, de acuerdo con su antepasado común Kar, el hermano de Lydos y de Myros, que son los antepasados de lidios y de misios respectivamente. Como prueba de esto indican que, aparte de los carios, solo los misios y los lidios pueden entrar en el templo de Zeus-Karios en Milasa.

De acuerdo con Homero, los lelegs que vivían en la ciudad de Pedasos, en el sur de Troya, se trasladaron al sur después de la guerra troyana y se establecieron en Halicarnaso. Pausanias dice que lelegs son algunos de los antepasados de la gente de Caria. Pero Estrabón dice que los lelegs sirvieron a Caria como soldados y desaparecieron al extenderse por toda Grecia. Algunos investigadores piensan que los lelegs pueden estar conectados con el bárbaro Luvis, mencionado en los escritos hititas. Esta opinión no está clara porque no se han encontrado escrituras que pertenezcan a los lelegs y no se conoce su lenguaje. El idioma cario todavía no ha sido descifrado y su relación con la familia lingüística indoeuropea no ha sido determinada. Pero muestras de escrituras que tenemos hoy evidencian que este lenguaje tiene un sistema alfabético en lugar de sílabas. (( Konak, S. Sacred Places in Ancient Caria Area. Master Thesis, Istanbul University Science Institute, 2003.))

La civilización caria existió en la región suroccidental de Frigia, donde nos encontramos con Hécate de nuevo. Su culto se da especialmente en las ciudades de Lagina y Stratonikeia, que son asentamientos carios fechados en el 300 a. C. El significado del nombre Hekatomnos que fue
dado a los reyes de Caria es «El sirviente del templo de Hécate».

Los reyes de Caria establecieron la ciudad de Lagina como un centro religioso, y la ciudad de Stratonikeia, que está a 11 km de Lagina, como centro político. Aprendemos de los escritos en las paredes de Lagina y Stratonikeia que estas dos ciudades estaban unidas por un camino sagrado.

8

Lagina y Stratonikea

Este camino sagrado, que comienza en Stratonikeia, se conecta a Lagina en el propileo.

Los festivales en honor de Hécate se celebraban cada año, y uno más importante cada cuatro años. La fiesta
cuatrienal de Hekatesia-Rumania se ha celebrado desde el año 81 a. C.

Se llama Hekatesia o Festival de la Guardiana (portadora de llaves), en el cual la llave del templo es llevada de Lagina a Stratonikeia y traída de vuelta. Esto simboliza la relación entre Lagina y Stratonikeia y también a Hécate teniendo las llaves del inframundo.

En el festival, jóvenes doncellas, llamadas kleidophoros, llevaban la llave del templo, y también asistían hombres.
Todas las personas que acudían a la fiesta entraban en el lugar sagrado a través del propileo. Los que oficiaban el servicio descendían los diez escalones del este y se dirigían al altar. Los que venían a ver la ceremonia, se dirigían al pórtico a través de la puerta izquierda y se sentaban en los escalones, esperando el inicio de la ceremonia. ((Büyüközer A. ‘Mathematical Ratios of Lagina Hecate Temple’ Master Thesis. Seljuk
University Social Sciences Institute Archaeology Department. 2006.))

2

Templo de Hécate

Arqueología del templo

El director de las primeras excavaciones en Lagina en 1891 fue Osman Hamdi Bey, considerado el padre de la arqueología otomana.

Después de un largo intervalo, las excavaciones fueron reanudadas en 1993 por el Museo de Mugla. Hoy en día, un equipo internacional coordinado por el Prof. Ahmet Adil Tirpan, de la Universidad Konya Seljuk, trabaja en el ancestral sitio.

3

1 Propileo. 2 Templo de Hécate. 3 Altar. 4 Restos de basílica bizantina. 5 Pórtico.

El sitio consagrado a Hécate comunicado con Stratonikeia es un centro religioso dedicado a esta diosa situado en tierra agrícola. El lugar sagrado se fundó en una amplia zona que tiene una pendiente de norte a sur y está situado en el norte de Stratonikeia.

En el venerado lugar de Lagina hay un propileo, un camino sagrado, un altar, un períbolos (el muro que rodea el lugar sagrado), un pórtico (de orden dórico) y el templo de Hécate en el que se encuentra la estatua de la diosa.

Estructuras en el lugar sagrado de Hécate

Propileo: se encuentra al este del lugar y en dirección norte-sur. Tiene una forma semicircular y tiene tres partes ). Hay cinco columnas de orden jónico en el semicírculo. Existe una gran puerta en el centro y tres más pequeñas a los lados.

Stoa/Pórtico: pasando por una de las tres pequeñas puertas del propileo se accede al pórtico, que es donde la gente que desea ver la ceremonia permanece en pie.

Altar: tiene unas dimensiones de 15,40 m x 20,30 m, y se encuentra en dirección suroestenoreste. La puerta de entrada está en el suroeste y se dirige hacia el templo. Consta de dos niveles: en el segundo nivel, las columnas son de orden corintio en el exterior y jónico en el interior. Los sacrificios a la diosa se hacían en
este altar. Tiene forma de «U», como el altar de Zeus en Pérgamo. Fue construido durante el reinado del emperador Augusto.

Templo: consta de una sala frontal y una sala de culto repartida en cinco escalones. Arqueológicamente tiene una estructura pseudodíptera, con un peristilo que rodea el sótano. Hay once pórticos en el lado largo y ocho en el lado corto, todos ellos de estilo corintio sobre bases de estilo jónico. Las alturas de estos pórticos oscilan entre 21 y 28 metros. El templo está datado entre finales del siglo II a. C y principios del siglo I a. C

Piscina sagrada: hay una piscina en la parte sureste, a 300 m del lugar sagrado. Su agua proviene de una fuente situada 50 m al sur, a través de un canal hecho de bloques de mármol. El diámetro de esta piscina, que tiene una forma casi circular, oscila entre los 9,55 y 10,40 metros.

Necrópolis: el terreno de la necrópolis se remonta al siglo V a. C. Está ubicado entre el santuario de Hécate y el sitio sagrado de Apolo y Artemis en Koranza. Se sabe que había un terreno abierto utilizado para las ceremonias en la necrópolis.

Los frisos del templo fueron trasladados al Museo Arqueológico de Estambul por Osman Hamdi, quien realizó las primeras excavaciones en Lagina, y siguen expuestos allí. En los cuatro puntos cardinales están representados cuatro temas diferentes: al este, el nacimiento de Zeus; al oeste, la guerra entre dioses y gigantes (se muestra la guerra entre Zeus y Tifón, Apolo y Efialtes); al sur, el encuentro de los dioses carios y los héroes; en el norte, un acuerdo entre amazonas y griegos (un
guerrero y una amazona se enfrentan con una Hécate detrás de la amazona).

En el santuario de Hécate se ha encontrado un bloque de mármol; se cree que es una piedra de altar. Hay una inscripción en esta piedra dedicada a Helios y
Rhodos; en la escritura del mármol se lee «Kanebos». También hay un hacha de doble filo.

hacha

Hacha de doble filo en el lugar sagrado de Hécate

Esto demuestra que había también un culto a Kanebos, que es un viejo dios de Kar en el lugar sagrado. Esta hacha doble es muy similar a los símbolos encontrados en Labraunda, que es una ciudad antigua muy cercana, dedicada a Zeus con
hacha doble.(( Assoc. Prof. Dr. Bilal Sögüt, Lagina Sacred Place, Pamukkale Univercity Literature Faculty
Archaeology Department Denizli retrieved from www.lagina.org))
En resumen, el templo de Hécate en Lagina fue un gran centro de culto dedicado a Hécate, muy importante para las civilizaciones de Frigia y Caria. Hécate, la que tiene las llaves de los misterios, fue honrada en el «festival de llaves» llamado Hekatesia, y la gente era guiada en sus viajes internos a través de las ceremonias celebradas en el templo de la diosa. Las excavaciones permitirán llevar luz al único templo del mundo de Hécate y tener más información sobre este tema. Despertemos al viajero dentro de nosotros mismos para que Hermes y Hécate nos guíen en nuestros viajes interiores, porque ellos serán los que nos muestren el camino mientras estamos tratando de avanzar en la oscuridad, en lo desconocido. Moneda de Zeus con un hacha doble excavada en Labraunda.